200 oratorios para marcar la ruta “M de María” en Francia

m de maria

En 2020, la peregrinación M de María fue un gran éxito en Francia.

Aquella iniciativa consistió formar una “M” en territorio francés, conectando los 5 grandes lugares de apariciones marianas ocurridas en el país europeo en el siglo XIX: Lourdes (1858), Pontmain (1871), Pellevoisin (1876), Rue du Bac en París (1830) y La Salette (1846).

m de maría mapa

Para conseguirlo, en 2020 partieron dos convoyes en forma de procesión, uno por Pontmain, el otro desde París, para encontrarse en Pellevoisin (región de Indre).

Esta peregrinación, que pretendía despertar la devoción popular a la Virgen en toda Francia, fue un gran éxito.

Tanto así, que el equipo organizador se ha embarcado este año en un gran proyecto para que el evento sea permanente. A largo plazo, el objetivo es convertir el itinerario M de María en una auténtica ruta de peregrinación francesa a la manera de Santiago de Compostela.

Un rosario físico de oratorios en el camino

La primera etapa, iniciada en junio pasado, consiste en delimitar el recorrido con 200 pequeños oratorios, que serán como un rosario dirigido a la Virgen para que proteja a sus hijos que viven en Francia.

También es una forma de celebrar el centenario de la proclamación de María como patrona nacional. Cada quince kilómetros se instalará un oratorio, siempre el mismo, diseñado por un arquitecto: una especie de capullo de marfil que da la bienvenida a Nuestra Señora de Francia y menciona la frase de Jesús en la Cruz: “Aquí tienes a tu madre” (Jn 19,27).

El fin de semana de Pentecostés se instaló un oratorio cerca de Pontmain, el primero de una larga serie. Así, marcado por la presencia de la Virgen, el camino quiere ser un lugar “donde nos abandonamos a María y le confiamos nuestras familias y nuestra patria”, en palabras de los organizadores.

Caminando de Lourdes a Pontmain o de Pellevoisin a París, e incluso en tramos más pequeños, el peregrino está como en manos de la Madre de Dios, que se acuerda de él en cada oratorio, los cuales son como otros tantos puntos de descanso.

Uno de los oratorios ya instalado en la ruta

En torno a María, revitalizar la vida familiar y parroquial

Para que el proyecto siga adelante, “M de María” ha invitado a realizar donaciones. Pero, de modo más original, también ha solicitado “un pedacito de tierra” a las personas con propiedades en el camino.

Se trata de una forma concreta de llevar a María a la propia casa… para no hablar de la necesidad de contar con responsables locales del proyecto que puedan identificar el lugar, acoger el oratorio y velar por él.

Esta es la otra dimensión importante de la idea: revitalizar las parroquias rurales situadas en el camino. Se invita a cada comunidad local a asumir el proyecto para integrarlo en su labor pastoral. Cada oratorio puede convertirse en un lugar de peregrinación para las parroquias, reanimando así la piedad mariana y dando oportunidad de misionar en el pueblo vecino.

A través de María, todos son invitados a redescubrir a Cristo…


Fuente: Aleteia (en francés) / Le M de Marie

comentarios