El reto del Rosario te puede cambiar la vida, ¿te atreves?

“La oración es el encuentro de la sed de Dios y la sed del hombre” (San Agustín). Reflexiones en torno a la importancia de rezar el rosario a diario, por Claudio de Castro, autor de libros de espiritualidad.

Decía el Padre Pío que la oración es la llave que nos abre el corazón de Dios y le creo. He comprobado personalmente el Poder de la Oración fervorosa y cómo nos trae gracias y bendiciones abundantes del cielo. También descubrí hace mucho que cuando descuido la oración me va muy mal. La oración es fundamental en nuestras vidas.

Tan importante es la oración que las Sagradas Escrituras, en Efesios 6 nos advierte: «Vivan orando y suplicando. Oren en todo tiempo según les inspire el Espíritu. Velen en común y perseveren en sus oraciones sin desanimarse nunca, intercediendo en favor de todos los santos, sus hermanos.»

Sabiendo esto queremos hacer un reto fascinante que seguro, como lector de Aleteia, querrás llevar a cabo, no te imaginas cuánto te ayudará en tu vida cotidiana. ¿Te animas?

El Reto

Es muy sencillo: “Rezar el Santo Rosario donde estés”. 

¿Ves? Muy sencillo… y toda una aventura. Traerá grandes beneficios a tu vida personal, familiar, profesional y espiritual. 

Ahora viene lo mejor del reto…

¿Dónde rezarlo? Por las calles de tu barrio, en la fila del banco o el supermercado o la clínica, mientras esperas ser atendido, recorriendo un Centro Comercial, caminando por un parque, en una cafetería con tus amistades, o en casa junto a tu familia.

Tal vez no lo sabes o no lo has pensado, pero reunidos más de dos, para el rezo del Santo Rosario podemos dar cumplimiento a una promesa realmente extraordinaria que dejó Jesús. Puedes leerla en la santa Biblia.

Conexión con la Biblia

Recuerda que te lo he comentado en diferentes escritos, es hora de abrir y leer nuestra Biblia. En ella encuentras cientos de promesas para ti, que se darán cumplimiento. Pero primero debes conocerlas, de allí la importancia de leer la Biblia. En este caso busca la que tengas en casa y ábrela en Mateo 18, 10-20:

”Les aseguro también que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.

San Pío X dijo: “El Rosario es de todas las oraciones la más bella, la más rica en gracias y la que más complace a la Santísima Virgen”.

¿Sabías que Rosario viene del latín rosarium y significa jardín de Rosas? Cada Avemaría que rezas es una rosa que pones a los pies de nuestra Madre, la Inmaculada, la siempre Virgen, la bienaventurada Virgen María.

Si lo rezas en las calles alrededor de tu casa, puedes invitar a tus vecinos católicos a rezarlo contigo. Cuéntales los grandes beneficios que obtienen quienes rezan el santo Rosario. Propaga su devoción. La Virgen hizo promesas importantes a los devotos del Rosario. Una de ellas dice:

“Aquellos que propaguen mi Rosario serán asistidos por mí en sus necesidades”.

¿Lo has pensado? ¿Por quién ofrecer el Santo Rosario?

Por tus intenciones personales que son muchas y por la de todos los demás, conocidos, familiares, sacerdotes, los niños en los hospitales, los gobernantes… Debemos ser compasivos y tener en nuestras oraciones a los semejantes, que pasan situaciones difíciles, como los católicos en Nicaragua que en este momento son perseguidos por un gobierno comunista y anti católico.

Reza el Rosario “todos los días”

No permitas que nadie te confunda.Tú reza el Rosario todos los días como nos pide nuestra Madre Celestial. Yo nunca olvido sus fuertes palabras pronunciadas con tristeza en sus apariciones de Fátima, recordándonos  que debemos ser solidarios y compasivos con los demás. Qué hay almas dependen de nuestras oraciones.

“Rezad, rezad mucho, y haced sacrificios por los pecadores, pues muchas almas van al infierno por no tener quién se sacrifique y pida por ellas.” (La Virgen en Fátima)

Decir infierno es igual a eternidad y sufrimientos, angustia, tristeza, dolor. Y si puedes ayudar un alma a salvarse, incluyendo la tuya, ¿Por qué no hacerlo? Vale la pena esforzarnos y rezar ofreciendo el Rosario por tantas necesidades.

No más de 25 minutos

Rezar el Rosario no demora más de 25 minutos. Y sus frutos en tu vida serán extraordinarios.

Sal con el Rosario en la mano y reza, por ti, tu familia, tus vecinos, tus enemigos que te hacen daño, los sacerdotes del mundo y de tu parroquia, el Papá Francisco, los católicos que en este momento son perseguidos en algunos países, las almas benditas del Purgatorio y la conversión de los pecadores.

No sientas vergüenza de rezar el santo Rosario, que tanto agrada a Dios y la Virgen nos pide con frecuencia.

¿Aceptas el reto?  Empieza hoy a la hora que te más te acomode.


Fuente: Claudio de Castro en Aleteia

comentarios