Obispos invitan a rezar el Rosario y ayunar por el fin del aborto legal en Estados Unidos

Feligreses rezan el rosario antes de iniciar la Misa anual del “Rosario por la Vida” el 1º de octubre de 2020, en la Parroquia de la Resurrección, Brooklyn, Nueva York. (CNS photo/Gregory A. Shemitz)

Los obispos católicos de Estados Unidos (USCCB) invitaron a ayunar y rezar el Rosario el viernes 13 de mayo por varias intenciones, entre ellas, la anulación de la sentencia Roe v. Wade –que hizo legal el aborto en todo el país– y la conversión de quienes respaldan el aborto.

En un comunicado del 10 de mayo, firmado por el Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la USCCB, Mons. José Gomez; y el Arzobispo de Baltimore y presidente del Comité de Actividades Provida de la USCCB, Mons. William Lori; se invitó a orar y ayunar en el día de la Virgen de Fátima “en medio de las tensiones actuales” en el país, provocadas por la filtración del borrador de la opinión mayoritaria de la Corte Suprema en el caso Dobbs v. Jackson Women’s Health Organization.

En ese caso, los jueces podrían votar de forma mayoritaria para anular Roe vs. Wade, el fallo de 1973 que legalizó el aborto en todo el país. Esto ha motivado que desde hace algunos días los defensores del aborto convocaran manifestaciones en todo el país, con actos violentos y vandalismo de iglesias, interrupciones de Misas e intimidación contra los magistrados.

En medio de este escenario, los obispos estadounidenses escribieron:

Invitamos a los católicos de todo el país a unirse a nosotros para ayunar y rezar el Rosario el viernes 13 de mayo, Día de Nuestra Señora de Fátima. Ofrezcamos nuestras oraciones y ayunos por estas intenciones:

  • Por nuestra nación, por la integridad de nuestro sistema judicial, y que todos los poderes del Estado se dediquen a buscar el bien común y proteger la dignidad y los derechos de la persona humana, desde la concepción hasta la muerte natural.
  • Por la anulación de Roe v. Wade y Planned Parenthood v. Casey en la decisión final de la Corte Suprema en Dobbs v. Jackson.
  • Por la conversión de los corazones y las mentes de quienes abogan por el aborto.
  • Por un nuevo compromiso de construir una América donde los niños sean bienvenidos, apreciados y cuidados; donde las madres y los padres se animen y fortalezcan; y donde el matrimonio y la familia sean reconocidos y apoyados como los verdaderos cimientos de una sociedad sana y próspera.
  • Por la intercesión y guía de Nuestra Santísima Madre mientras la Iglesia continúa caminando con madres y familias necesitadas, y continúa promoviendo alternativas al aborto, y busca crear una cultura de vida.
  • Como católicos, demos testimonio del hermoso don de la vida con civismo y amor, y con nuestras oraciones pacíficas y nuestro servicio compasivo a todos los necesitados.

    Nuestra Señora de Fátima, ruega por nosotros.


    Fuente: Aleteia / ACI Prensa

    comentarios