El Rosario y las Vocaciones Sacerdotales

El pasado domingo 26 de octubre se celebró en la ciudad de Villarrica el Congreso Mariano, una gran cruzada de oración en torno al rosario por el aumento de vocaciones sacerdotales y religiosas. Un Rosario por Chile fue invitado a esta celebración.

villarrica

“Por eso vamos a encomendar a la Virgen Santísima esta intención para que por la gracia Jesucristo llene nuestros seminarios y casas de formación religiosa con muchos jóvenes que quieran entregar completamente su vida a Jesucristo… Damos gracias al Señor por estos 35 años del Congreso Mariano, por los grupos de oración del Santo Rosario que han permitido contar con las vocaciones. Lo que expresa cuanto quieren que hayan sacerdotes, todos sentimos una profunda emoción y gratitud hacia todos ustedes. Sigan rezando por estos jóvenes y también por todas las vocaciones que ya están presentes”, con estas palabras el obispo de Villarrica Monseñor Francisco Javier Stegmeier manifestó su gratitud a los peregrinos que completaron la Iglesia Catedral para participar en la espiritualidad de consagración y reparación al Corazón Inmaculado de María.

Alrededor de mil personas, provenientes de distintos puntos del país, participaron de esta gran cruzada de oración. Quienes fueron parte de esta celebración, en la Santa Misa, fueron  testigos de otro momento emocionante de la jornada: el rito de admisión de los seminaristas Alfonso Gutiérrez (Cunco), Erwin Sanhueza (Máfil) y Cristián Rivera (Toltén). Jóvenes que dieron un paso más en su camino al sacerdocio, siendo admitidos oficialmente como candidatos a las Ordenes Sagradas y que son fruto de la oración del Santo Rosario y que en esta diócesis ha sido un gran impulso pues es la segunda en Chile en número de seminaristas por cada 100.000 habitantes.

Antes de la bendición final, Mons. Stegmeier recordó a los fieles que “María Santísima es el testimonio más maravilloso de que Dios nos hace felices. Por ello, la Virgen se alegra en el Señor porque Él ha hecho obras grandes en su corazón. Ella es la Inmaculada, porque ella nunca conoció el pecado. Después de Jesús, la primera en cumplir a la perfección el mandamiento del amor”.

El ambiente de fiesta en honor a María Santísima siguió con la firma del decreto que oficialmente da por iniciado este año de oración. A mediodía, los presentes realizaron una procesión por las calles de Villarrica hasta la Gruta de Lourdes, ubicada a la entrada de la “Ciudad de María”. La jornada finalizó por la tarde con la consagración de los grupos marianos al Inmaculado Corazón de María, Madre y Reina de las Vocaciones.

Una de las intenciones permanentes de Un Rosario por Chile es rezar “Por la santidad de nuestros sacerdotes, y el incremento de las vocaciones sacerdotales y religiosas”. Únete a esta cruzada de oración para que tengamos sacerdotes santos y más vocaciones sacerdotales.

comentarios