El rosario, devoción cotidiana de científicos, líderes y creadores

El rosario, escuela de fe y fuente de gracias, gana cada día nuevos orantes en todo el orbe católico. Desde el siglo XII cuando Santo Domingo inició su propagación hasta hoy, que lo rezan el Papa como fieles de perfiles diversos.
Sin embargo, pocos conocen que el rosario ha sido la devoción y sostén cotidiano para ilustres hombres de ciencia, artistas, músicos, escritores y líderes.

rosario y partitura https://unrosarioporchile.cl

Sobre esta oración querida por la Santísima Virgen María, el afamado compositor Joseph Haydn (1732-1809) decía a sus admiradores: “No me feliciten a mí. La música que compongo me viene inspirada de lo alto. Cuando me hallo componiendo una obra y siento que de repente se me va la inspiración, mi remedio es empezar a rezar el Rosario. Después de unas cuantas Avemarías me vienen las ideas y melodías por montones; y a veces en tal abundancia, que no me alcanza el tiempo para anotarlas todas”.

Un contemporáneo del músico, Alessandro Volta (1745-1827), inventor de la pila eléctrica,  asistía cada mañana a misa y todas las noches rezaba el rosario, según señalan sus biógrafos. Algo semejante vivía Gabriel García Moreno (1821-1875), presidente mártir del Ecuador, quien decía tener “confianza ilimitada en la intercesión de María” y por ello llevaba al cuello un escapulario y en su bolsillo el rosario que rezaba diariamente.

Como ellos, Luis Pasteur (1822-1895), el célebre químico francés, rezaba diariamente el rosario…

Cuenta una anécdota que cierto día un joven universitario viajaba en el tren junto a un venerable anciano que iba rezando su rosario. El joven atrevidamente le dijo: “¿Por qué en vez de rezar el rosario, no se dedica a aprender, a instruirse un poco más? Yo le puedo enviar algún libro para que se instruya”. El anciano, mirándolo tranquilamente le dijo: “Le agradecería que me enviara el libro a esta dirección”, y le entregó su tarjeta. En ella decía: “Luis Pasteur, Instituto de Ciencias de París”.

El universitario quedó avergonzado al pretender darle consejos a uno de los más famoso sabios de su tiempo, padre de vacunas que han salvado a millones, estimado por ello en todo el mundo, y además gran devoto del Santo Rosario.
En este universo de fieles destacados que rezaban el rosario encontramos también a Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Bossuet, San Luis de Francia, Carlos V, Luis XIV, Luis XVI, Daniel O´Conell, Miguel Ángel, Mozart, Andrés María Ampere, Recamier, Murillo, y el Dr. Carlos Finlay y muchos más.

También a nosotros el rosario nos acompaña en nuestras actividades diarias, nos inspira, nos reconforta y nos une a Dios por mediación de la Santísima Virgen María.  Recémoslo entonces, en familia, con fervor y cada día, por las intenciones que promueve Un Rosario por Chile.

Fuente de citas: Florida Center for Peace / “Cómo Amar y Hacer Amar a María. Hermanos de La Salle. Editorial Stella, Buenos Aires. 1948.

comentarios