10 beneficios del Santo Rosario que tal vez no conocías

Actualmente, después de la Santa Misa, quizás el Rosario sea la devoción más practicada por los fieles.

Aproximadamente en el año 800 d. C. surge el rezo del Santo Rosario, cuando se creó el salterio de los laicos. “Salterio” se refiere a una colección de los Salmos de la Biblia.

Los monjes rezaban los 150 salmos, pero como la mayoría de los laicos no sabían leer, se les enseñó a rezar 150 Padres nuestros. Después se formaron otros tres salterios que incluían 150 Aves Marías, 150 alabanzas en honor de Jesús y 150 alabanzas en honor de María.

Posteriormente con el paso de los años se fue modificando y perfeccionando hasta el año 2002, cuando el Papa San Juan Pablo ll introdujo los misterios luminosos.

La palabra Rosario significa “Corona de Rosas”: es la rosa de todas las devociones y la más importante. Su forma física no es más que un contador, mejorado y adaptado con el paso de las generaciones. Lo utilizamos para llevar un mejor orden al rezarlo, pero el Rosario verdadero está en la oración, y lo más importante es meditarlo.

El Santo Rosario otorga un infinito poder que solamente se obtiene con la fe y devoción a nuestra Madre Santísima, el cual concede los siguientes beneficios para el alma:

  • Unidad con nuestra Madre celestial: Además de rezar para María, rezamos junto con ella y la invitamos a que rece por nosotros. La oración se hace mas fuerte porque la Virgen siempre recibe lo que ella pide.
  • Arma contra el maligno: Es un arma poderosa que nos trae la verdadera paz. La Virgen nos invita a rezar el Santo Rosario en cada una de sus apariciones.
  • Aporta virtudes: Que tal vez desconocíamos de uno mismo.
  • Llena de humildad: Nos invita a seguir el ejemplo de humildad como María
  • Concede indulgencias: Disminuye alguna parte de los castigos que tendríamos que sufrir por nuestros pecados, en el purgatorio.
  • La oración perfecta: En cada decena de las avemarías se medita el sufrimiento, la lucha y el triunfo de Jesús, donde la Virgen estuvo presente para ayudarle a cumplir su misión salvadora.
  • Conversión de los herejes: Innumerables testimonios de conversión han surgido por el mundo, de quienes no creían en Dios y gracias al rezo del Santo Rosario han vuelto a la Iglesia Católica.
  • Sana el corazón: Borra la tristeza del alma y llena de alegría y amor el corazón.
  • Aceptación de la Voluntad Divina: Hace comprender, sin cuestionar, las situaciones que nos cuestan aceptar.
  • Regalo de rosas: La Virgen María ha revelado a muchas personas que cada vez que rezan un Ave María le regalan una rosa y por cada Rosario completo, le regalan una corona de rosas.

Cabe recalcar que no es un objeto milagroso, para la buena suerte, ni mucho menos. No obtenemos nada colgando el rosario en el cuello o colgado en el retrovisor del carro. El Santo Rosario es más que eso: si tan solo pudiéramos ver el poder que tiene en el cielo y la tierra, no dejaríamos de rezarlo.

Una increíblemente efectiva forma de rezarlo es en familia o invitar a nuestros vecinos, para tener una comunidad rodeada de paz y solidaridad, estrechando los vínculos personales al calor de la gracia de Dios.

Dadas las condiciones de vida impuestas por la pandemia, es muy recomendable también buscar grupos en redes sociales que recen el rosario en línea. Hay muchos que han iniciado este “apostolado digital”. Únanse a esos rosarios. Verán cómo cambiará sus vidas.


Fuente: Arquidiócesis de Monterrey, México

comentarios