Apóstoles del Rosario

Alain de la Roche y las 15 promesas del Rosario

Alain de la Roche y las 15 promesas del Rosario

El codificador más importante del Rosario fue el monje dominico Alain de la Roche (en español Alano de Rupe o de la Roca) que murió en 1475 y está considerado el apóstol de tal devoción en varios países de Europa. En sus memorias, narra que recibió directamente de la Virgen quince promesas válidas para todos los devotos del Rosario, aún hoy de gran actualidad y que manifiestan la intensidad del am... »

Cuando rezamos el Rosario en presencia del Ssmo. Sacramento

Cuando rezamos el Rosario en presencia del Ssmo. Sacramento

El siguiente fragmento proviene de las Meditaciones del Rosario de la Madre Teresa de Calcuta, compendio elaborado por el Padre Martin Lucia: Estrecho vínculo entre las Especies Eucarísticas y María El “sí” de María nos dio la Sagrada Eucaristía porque el cuerpo de Jesús se formó del Inmaculado Corazón de Su madre, de cuya carne tomó Jesús la carne que nos da en el Santísimo Sacramento. Si rezamos... »

“Todo está en el Rosario”, le dijo un santo a un converso

“Todo está en el Rosario”, le dijo un santo a un converso

En 1930, el doctor japonés Takashi Nagai, en ese entonces ateo (futuro sobreviviente de la bomba atómica de Nagasaki en 1945), visita a un sacerdote franciscano recién llegado al Imperio del Sol Naciente: fray Maximiliano Kolbe, fundador de la Milicia de la Inmaculada y años después mártir de la caridad en un campo de concentración. Nagai contará aquel encuentro en sus memorias: “Cuando me estrech... »

Apóstol del Rosario en Familia, más cerca de los altares

Apóstol del Rosario en Familia, más cerca de los altares

La Congregación para las Causas de los Santos recibió recientemente la Positio oficial de la causa de beatificación del siervo de Dios Patrick Peyton (1909-1992), conocido en todo el mundo como “el sacerdote del Rosario”, por haber fundado el movimiento mariano de oración Cruzada por el Rosario en Familia. Las dos frases más conocidas del sacerdote fueron “Familia que reza unida,... »

Cómo Rezar Bien el Rosario

Cómo Rezar Bien el Rosario

Misionero infatigable, san Luis María Grignion de Montfort (1673-1716) es uno de los grandes santos marianos. Su obra capital, el “Tratado de la Verdadera Devoción a la Ssma. Virgen”, es ampliamente conocida —marcó la espiritualidad de santos como el Papa Juan Pablo II, Maximiliano Kolbe, Teresa de Los Andes…— pero también le debemos otra obra excepcional, “El Secreto Admirable del Santísimo... »

El Santo Rosario: su origen e historia

El Santo Rosario: su origen e historia

‘La piedad medieval de Occidente desarrolló la oración del Rosario, en sustitución popular de la Oración de las Horas.’ Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2678 Introducción Entre las devociones con que el pueblo católico honra a la Virgen María sobresale la del Santo Rosario. Múltiples son las razones de esta afirmación debido a las profundas raíces del Rosario en el alma del pueblo cristiano: p... »

El Padre Pío, “rezador de rosarios a tiempo completo”

El Padre Pío, “rezador de rosarios a tiempo completo”

A San Pío de Pietrelcina se le ha llamado “un rezador de rosarios a tiempo completo”. Y con absoluta propiedad. Cada día rezaba incontables rosarios en honor a María. ¿Cuántos exactamente? Es difícil dar una respuesta exacta. Tenemos, sin embargo, algunos testimonios que pueden darnos una idea más o menos aproximada del número de rosarios que rezaba al día el Serafín del Gárgano. Asombroso espírit... »

Satoko Kitahara, la “Madre Teresa” que rezaba el Rosario en el Japón de posguerra

Satoko Kitahara, la “Madre Teresa” que rezaba el Rosario en el Japón de posguerra

En Estados Unidos se acaba de publicar la historia de conversión a la fe católica y de servicio a los más pobres en el Japón de posguerra de Satoko Kitahara (1929-1958), una mujer considerada por muchos como una versión nipona de la Madre Teresa, con la diferencia de que murió todavía joven. El libro, publicado en inglés por Ignatius Press, fue escrito por Fray Paul Glynn, S.M., relatando la apasi... »