Imagen de la Virgen, intacta entre las llamas

La base militar El Goloso, situada cerca de la ciudad de Madrid, se incendió el 30 de julio pasado. En medio a las altísimas temperaturas provocadas por la ola de calor que azotaba España esos días, se declaró un incendio en el interior de las instalaciones militares que afectó a una parte del campo y del pasto de la base.

Sin embargo, la gran sorpresa se produjo una vez que las llamas fueron sofocadas. Tal y como ha recogido y confirmado José María Zavala, autor de best-seller como “Padre Pío” o “Así se vence al demonio”, el personal de la base fue testigo de un suceso que impresionó a todos los presentes.

Sorpresa entre los testigos

virgen intacta

La imagen que las llamas respetaron

Pese a que las llamas habían calcinado todo el pasto, respetaron un pequeño “oasis” en medio del cual se mantenía intacta una imagen de la Virgen María, así como las flores que la adornaban. Las llamas ni siquiera las tocaron. En la imagen superior se puede apreciar cómo todo el resto es tierra quemada, excepto la zona que rodeaba a María.

Casualidad o no, lo cierto es que esta llamativa estampa de la Virgen dejó boquiabiertos a los presentes. Además, el personal de la base tiene devoción a esta talla de la Virgen; muchos soldados se han encomendado y aseguran que es muy “especial”. Incluso, la imagen ha participado en algunos actos oficiales en la base militar.

La Virgen, intacta en otros sucesos

No es la primera vez que un hecho tan llamativo como este sucede con la Virgen como protagonista. En otras ocasiones han quedado imágenes impactantes de cómo a pesar de fenómenos meteorológicos devastadores que no dejaron piedra sobre piedra la imagen de la Madre de Cristo se erigía firme e intacta entre las ruinas.

Ejemplos hay muchos y no hace falta remontarse mucho tiempo atrás. Uno de estos sucesos fue incluso portada de la prensa mundial y fue la gran foto de portada del Wall Street Journal. Ocurrió en 2012 en Estados Unidos al paso del Huracán Sandy. Su impacto sobre New York y sus alrededores fue completamente devastador. A su paso por el popular barrio de Queens, tradicionalmente católico, el huracán echó abajo numerosos edificios, entre ellos la iglesia. Pero a pesar de que no había nada más que piedras por todos los lados únicamente la Virgen María seguía en pie, completamente intacta.

Imagen de la Virgen en el barrio neoyorquino de Queens

Un año más tarde en la católica Filipinas ocurrían dos hechos similares, uno incluso más espectacular y cuyas imágenes igualmente dieron la vuelta al mundo. En 2013 el país fue víctima de un terremoto y de un tifón. En ambos casos los destrozos fueron innumerables. Pero las imágenes de las tallas de la Virgen entre los escombros y las montañas de polvo sin que hubieran sufrido ningún daño consoló y animó al pueblo filipino, mientras las fotografías de la prensa volvían a mostrar al mundo otro hecho insólito y de lo más llamativo.

¿Simples casualidades? ¿O símbolos elocuentes de Aquella que fue libre de toda mancha desde su misma concepción, y cuya protección es más poderosa que todo mal? Una mirada de fe encontrará la respuesta de inmediato…

“En los peligros, en las angustias, en las dudas, piensa en María, invoca a María. Si Ella te tiene de la mano no te puedes hundir. Bajo su manto nada hay que temer. Bajo su guía no habrá cansancio, y con su favor llegarás felizmente al Puerto de la Patria Celestial.”
– San Bernardo


Fuente: ReL

comentarios