Charles Péguy y el Rosario

Charles Péguy (1873-1914) fue un filósofo, poeta y ensayista francés que murió en combate durante la Primera Guerra Mundial. Hombre apasionado y polemista vivaz, la evolución de sus ideas políticas y su espiritualidad derivaron en la conversión al catolicismo, episodio que tuvo resonancia en el ambiente intelectual de su país. En este proceso caminó junto a Jacques Maritain, hijo de su mejor amiga.

Hoy, Péguy es recordado como uno de los escritores católicos más destacados del período moderno. Muestra de su corazón ferviente es el fragmento que compartimos a continuación, dedicado a alabar la oración del Rosario evocando poéticamente el lenguaje de los autores sagrados:

Charles Péguy

Jean-Pierre Laurens, 1908: “Retrato de Charles Péguy”

Reza tu rosario, dice Dios, y no te preocupes de lo que digan las personas: que es una devoción pasada de moda y que se debe abandonar. Esta oración, os lo digo, es un rayo del Evangelio: no lo cambiaré nunca.

Lo que me gusta del rosario, dice Dios, es que es sencillo y humilde, como fue mi Hijo, como era su Madre.

Reza tu rosario y encontrarás a tu lado toda la compañía congregada en el Evangelio: la pobre viuda que no había estudiado, el publicano arrepentido que no conoce su catecismo, la pecadora asustada que quisieran destruir, todos los heridos a los que su fe ha salvado, todos los viejos y buenos pastores, como los de Belén que descubrieron a mi Hijo y a su Madre…

Reza tu rosario, dice Dios. Tu oración debe girar, girar y girar como las cuentas del rosario entre tus dedos. Entonces, cuando yo lo quiera, os lo aseguro, recibiréis el buen alimento, que fortalece el corazón y consuela al alma.

Ven, dice Dios Padre, reza tu rosario y guarda el espíritu en paz.


Fuente: Gloria TV / Un Minuto con María

comentarios