“Antes yo no creía en el Rosario”: la historia de Cecille Paschner

“Antes yo no creía en el Rosario”: la historia de Cecille Paschner

Originaria de la provincia de Cebú en Filipinas, Cecille Paschner, de 51 años, es una editora jubilada. Solía vivir para ganar dinero, con que garantizar un buen pasar a su familia y asegurar su futuro. En la cumbre de su carrera, hace 25 años, dirigía la edición de varias revistas locales. Madre de tres niños, había emigrado a Estados Unidos. Este cambio de vida y de cultura debilitaron lo que le quedaba de fe: “No tenía ninguna relación con Dios, porque en Estados Unidos uno tiene que trabajar para sobrevivir.” recuerda.

Regreso a Filipinas… y a la fe

En marzo del 2013, los médicos le encuentran en el seno un enorme tumor maligno. El diagnóstico: cáncer mamario de estado tres. Cecilia rechaza la quimioterapia y la radioterapia y regresa a Cebú, decidida a no morir lejos de su país natal. “Me sacaron el tumor a través de cirugía, pero el cáncer generó metástasis en noviembre de 2015, alcanzando mi hígado y los huesos de la espalda baja. Pasé un tiempo inmovilizada. El oncólogo declaró un estado cuatro”, dice.

Entonces Cecille Paschner reanuda su relación con el Señor, asiste a misa diaria y participa en los sacramentos. “Mi medicamento diario era la Eucaristía. Antes yo no creía en el Rosario, pero teniéndolo en la mano comencé a dormir mejor. El cáncer es un viaje muy doloroso, pero no tomo nada contra el dolor porque tengo el rosario”, asegura.

El 24 de marzo de 2018 su oncólogo declaró que el cáncer había desaparecido.

Agradecimiento en forma de libro de oraciones

cecille paschner

Cecille Paschner y su hija Samantha, juntas en el lanzamiento del libro de oraciones el pasado mes de Mayo en Filipinas.

Aunque en su momento dejó a Dios para perseguir una carrera como editora, ahora emplea su talento en el rubro para difundir la palabra de Dios.

Deseosa de ayudar a otros, y como agradecimiento por su curación, ella acaba de publicar un libro de oraciones con el cual, además, quiere cambiar la connotación del cáncer en algo más “positivo”.

“Cáncer es una palabra que espanta. Pero si te pones en las manos de Cristo, puedes lograrlo todo”, dice. Para Paschner, la palabra cáncer se compone de Cristo, Adoración, Novena, Confesión, Eucaristía y Rosario.


Fuentes: Un Minuto con María / SunStar (inglés)

comentarios